La leyenda del Comte Mal

ComteMal

El llamado Conde Mal, era el Segundo Conde de Sta. Mª. de Formiguera, D. Ramón Burgues Zaforteza Pax-Fuster de Villalonga y Net, hijo de D. Pedro Ramón Burgues Zaforteza de Villalonga de Salas y Desclapés, y de Doña Dionisia Fuster y Fuster. Señor de Galatzó y de las antiguas caballerías de Hero, Santa Margalida, Alcúdia, María, Puigblanch, Castellet y Tanca. Nació el 15 de agosto de 1627 y murió el 25 de octubre de 1694.

Las leyendas residen en la mente de los que la cuentan y muchas son las historias que han circulado sobre el Comte Mal, contadas de muchas maneras. Lo cierto es que la historia real se mezcla con la leyenda que parece ser le viene al Segundo Conde de Sta. Mª. de Formiguera de un predecesor catalán conocido como Comte Arnau. La historia oral traspasada de generación en generación, se encargaría de engrandecer y adaptar dicha leyenda a nuestro Conde.

Este sería pues el origen de la romanza que cantaban las recolectoras de aceituna desde Andratx a Puigpunyent, canción que coincide letra por letra con la del Conde Arnau, solo que refiriéndose al Conde Mal.

Al morir sin hijos, su único legado fue la leyenda que todavía pervive en algunas de sus posesiones. Y a partir de ahí podemos comprender que la leyenda se ha ido forjando en cada uno de los que la han contado.

Para saber más sobre el Comte Mal